Archivos de Categoría: Estudiantes y experiencias

‘Yoli’, la ecuatoriana que llegó hasta A Voz Academia para cumplir un sueño

La fascinación por el trabajo con la voz ha guiado a Yoli Cabrera en este viaje en el que descubre, educa y entrena todos los días, como buena deportista, para estar cada vez más cerca de la realidad de un sueño: doblar películas animadas.

Mi padre tenía unas millas disponibles y él quiso que viajáramos a Colombia para conocer la Academia A Voz, lugar al que ingresé para formarme como actriz de doblaje en su programa anual Voice Over Talent, modalidad online. Entonces aprovechamos la oportunidad de la clausura para ir personalmente a recibir mi constancia de asistencia del primer módulo”.

Yolimar Cabrera Gómez tiene 25 años y es profesional en ingeniería en producción audiovisual. Desde niña ha estado en contacto con los micrófonos, gracias a la emisora que dirige su padre Denis Cabrera en Provincia de los Ríos, ciudad cercana a Guayaquil, en Ecuador. Yoli se convirtió en locutora empírica gracias a su experiencia en locución radial y comercial. Trabaja con su papá y actualmente es su mano derecha en locuciones radiales, transmisiones en vivo, relaciones públicas y en la administración del negocio familiar.

Cuenta Yoli que nadie la impulsó a enfocarse en la profesión de la voz, fue su decisión porque comenzó a descubrir que había algo especial en ella. Fue así que estudiando la carrera profesional cada vez que veía módulos de locución salía encantada y por eso terminó enamorándose de la radio, sin que su familia la alentara a hacerlo.

Y es que para ella los sueños se persiguen y se cumplen. Recuerda que desde niña le gustaba dejar el televisor en silencio para montarle diálogos extraños sobre las películas animadas, especialmente de Disney. Confiesa que su sueño, en un futuro cercano, es hacer el doblaje de voz para películas con personajes animados.

Conocí A Voz Academia en Guayaquil en el año 2018. Me inspiré con los grandes talentos de la voz que conocí y estando en ese medio, mi coach de voz, Javier Gamboa, me recomendó la Academia A Voz en Colombia, y la referenció como la mejor en formación de actores de voz. En el 2020 antes de la pandemia ya había averiguado un lugar cerca donde hospedarme porque mi sueño era estudiar presencialmente en Bogotá, pero con el confinamiento fue imposible, así que este año retomé mi sueño y me inscribí en la modalidad online”.

No se arrepiente de tomar esa decisión, ya que para ella ha sido un descubrimiento en todas las áreas de su vida. Su coach de voz le escribió y le expresó que fue la mejor decisión y que estaba muy feliz porque ella estudiaría en A Voz con grandes directores de doblaje y profesores vigentes en el mercado. Yoli, ya contaba con la venia de su coach, tenía el apoyo familiar y el presupuesto, por eso no lo pensó más y dio el gran paso, inscribirse en A Voz Academia.

Esta soñadora sabe que hay que invertir en su formación, ya que la voz no es solo un sonido; la voz es el alma misma y hay que cuidarla, tratarla con amor, aprender a conocerla y dominarla, saber de qué es capaz, cuál es su potencial, descubrir las cosas que puede hacer. Y todo ese camino lo ha vivido en A Voz Academia.

Me formé como locutora empírica y al entrar a la Academia fue un reto para mí, porque tengo el chip de locución; el doblaje es mucho más que una voz bonita y modular. El doblaje es interpretación, lectura fluida, dicción, actuación, y ha sido todo un desafío, pero sé que voy por buen camino. Me explicaban que el doblaje es como el deporte, si no entrenas, no llegas a ser campeona. Hay que calentar la voz todos los días, estudiar los tips que nos dan los maestros y todo lo necesario para alcanzar la meta”.

Dice que la clase que más la cautivó fue cuando tenían que reconocer su voz y explorar lo que sentían hacia ella. “Aprendí a valorar mi voz, abrazarla y pedirle perdón, porque no la valoré lo suficiente. Desde ese momento decidí que voy a empezar a creer en mí para que mi voz pueda brillar. También aprendí el sí mágico, y acallar el no puedo”. Sobre la dicción, confiesa que es ecuatoriana de la región litoral o costa con sus modismos característicos al hablar, pero que poco a poco va aprendiendo el español internacional. Le encanta el proceso y siente que ya no habla como antes, una vez culminó su primer módulo.

Para su padre Denis fue un orgullo y una satisfacción muy grande conocer en qué manos se encontraba su hija. Nos cuenta Yoli que el momento más especial para su papá fue cuando al final de la clausura los profesores de la Academia hicieron un show de doblaje en vivo y luego ver el resultado editado en segundos, para él fue fascinante.

Yoli considera que fue muy especial conocer personalmente a sus profesores. “Tuve una conexión muy bonita con mis maestros, sabemos que a través de una pantalla sí se puede aprender a distancia, pero verlos, abrazarlos y hablar con ellos me dio mucha emoción y me llenó el alma”.

Denis y Yoli disfrutaron mucho de esta experiencia y por eso desde ya están ahorrando para que toda la familia viaje a Bogotá para acompañar a Yoli en su clausura del último módulo avanzado el próximo diciembre. Denis aseguró que, si ella requiere más formación especializada, estamos dispuestos a brindarle todo el apoyo. Además, otro sueño que quiere cumplir la joven estudiante, es bailar el clásico salsero “Cali Pachanguero” directamente en la Sucursal del Cielo; así que muy pronto la veremos en el Festival Iberoamericano Viva Voz a realizarse este año en Cali, un evento masivo organizado por A Voz Academia lleno de profesionales y amantes de la voz, la locución y el doblaje.

Desde las alocuciones religiosas a un mundo profesional de la voz

El magnetismo del micrófono a José Manuel Salazar le desvaneció la sotana. Hablamos de su experiencia y cómo esta transformación ha encaminado una nueva vocación que nutre ahora en A Voz Academia.

Por: Marcela Medina | Foto: Manuel Salazar

Entrevistamos a nuestro estudiante de Manizales del ciclo Intermedio en la modalidad online del programa Voice Over Talent, José Manuel García Salazar, quien nos contó sobre su acercamiento con el mundo de la voz, su experiencia en A Voz Academia y nos confesó que este talento le fue dado por vocación, desde que estudió para formarse como sacerdote.

¿Cómo te enteraste de la A Voz Academia?

Me enteré de A Voz porque vi por el Canal de YouTube de A Voz Academia una entrevista que Isabel Junca le estaba haciendo a Adriana Serna. Los busqué en redes y me admiré del gran trabajo que hacen. Llegué a A Voz por la necesidad de profesionalizarme y adquirir las herramientas para potenciar mi voz. Sé que en la Academia hay profesores y personas formadas que tienen el resultado que persigo, por eso decidí creerles, decidí apostar y así terminé en A Voz Academia.  

Precisamente, José Manuel, cuéntanos: ¿cuál es tu interés con el trabajo de la voz? ¿Tienes experiencia como locutor o meramente eres aficionado?

Esta inquietud por el tema de la voz comenzó en el Seminario, el algún momento me estaba formando como sacerdote, y esta cuestión de la voz inició precisamente desde la vocación, en el corazón del Seminario. Allí estuve 4 años y empecé con un programita que se llamaba “La Voz de la Verdad” que consistía en entrevistar a los sacerdotes y preguntarles temas relacionados con la iglesia, era una grabación de 5 minutos y todos los viernes se compartía por un grupo de WhatsApp.

Luego, decido retirarme del seminario para profesionalizarme con la voz. Por eso, me interesé en la comunicación social. Hice un semestre y allí me di cuenta que el campo más fuerte para ofrecer un servicio es con la voz.

Mi primer acercamiento con el micrófono fue en un programa de radio. Una vez que conozco el trabajo de A Voz Academia con respecto a la formación de actores de doblaje, me pongo en la tarea de ver muchos doblajes y a intentarlo, desde allí se maduró igualmente la idea de ser actor de doblaje.   

Una madurez de vida. Empecé a notar que este servicio, que en algún momento vi como un hobby o como algo para divertirme, llama mucho la atención de la gente. Además, me significó un gran descubriendo conocer que a través de él se pueden potencializar las ventas de un producto o servicio. Antes, en el seminario, anunciaba las buenas noticias del Evangelio. Ahora, Dios me ha traído a divulgar algo con mi voz, ya sea una idea o un proyecto.

Por eso, decidí lanzarme, ahí fue cuando entré en A Voz Academia, y de manera personal, no pretendo ser el mejor entre los demás, sino ser el mejor para los demás. Dios me mostró este camino, solo le pido que me ayude a ser bueno en la locución, pero no ser cualquier locutor mediocre, quiero hacerlo con pasión. Si llega el dinero, ese será el premio, no el fin. No quiero hacer locución sino ser locutor. Uno que transmita desde adentro, no de garganta para afuera, sino desde el corazón.

¿Qué conoces acerca de la industria de la voz?

Más que conocer, he identificado lo que se debe tener en cuenta. Responder a estas preguntas: ¿qué le ofreces a la audiencia?, ¿cuál es tu contenido de valor?, ¿cuál es tu diferencial? Esto no se trata solo de tener una voz bonita, es necesario ser asertivos y versátiles para hacer locuciones comerciales, personajes de doblaje, IVRs o audiolibros. Por otra parte, considero que es necesario estar en boga y hacer relaciones desde la empatía con las personas indicadas dentro del mercado de la voz.

José Manuel en sesión de dirección presencial en A Voz Academia / Foto: Marcela Medina

¿Cómo ha sido tu experiencia estudiando en A Voz?

Para mí A Voz Academia desde siempre me ha inspirado confianza. Luego de mi visita a las instalaciones no solo se reforzó la confianza, sino que ahora siento un respaldo por el equipo profesional que hay detrás. Los formadores son directores y actores de doblaje, que los escuchas en comerciales de TV como Óscar Gómez o Pedro Ruíz. La mayoría están dentro de la industria y por eso te hablan con propiedad. ¡Eso me ha gustado muchísimo!

Actualmente estoy en mi nivel Intermedio, la idea es terminar el Programa Voice Over Talent y apuntarle a la ACL (Asociación Colombiana de Locutores). Por otro lado, conocer a mis compañeros de clase ha sido toda una fortuna y he sido bendecido con su gran generosidad. Esta ha sido una bonita experiencia, he conocido personas de diferentes lugares de Latinoamérica como República Dominicana, Buenos Aires y México. 

¿Qué te genera el Festival Iberoamericano Viva Voz?

El Festival Viva Voz es una gran oportunidad para quienes deseen iniciar en la carrera de la voz, no solo para locutores, sino para todos quienes necesiten proyectar la voz, hablar en público o comunicarse de forma asertiva. El Festival Viva Voz le apunta a la formación de locutores, formación de los talentos de voz para la industria del cine y además le apuesta a la formación integral del ser.

¿Qué expectativas guardas para un futuro como Voice Over Talent?

Tengo dos expectativas puntuales, la primera es ingresar al mercado de la voz siendo actor de doblaje trabajando en las casas de doblaje en Bogotá como VC Medios o Centauro; y la otra, es ser formador en A Voz Academia, no tengo claro la materia, es algo que tengo en el corazón, me gustaría ayudarle a otros a descubrir el poder de su voz. ■

 

 

NUESTRAS INSCRIPCIONES ESTÁN ABIERTAS
PROGRAMA INTERNACIONAL VOICE OVER TALENT

Una nueva oportunidad para que transformes tu vida con el poder de tu voz. Si empiezas de cero o si tienes experiencia, pero quieres ver paso a paso todo el pénsum académico, puedes inscribirte en estos momentos.

INICIO DE CLASES: 21 de octubre de 2021

TODA LA INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES AQUÍ:

PROGRAMA PARA ADULTOS MODALIDAD PLATINUM

HOMOLOGA TU EXPERIENCIA 

 

 

 

 

× Chat