El Voice Over, una profesión que tomó más fuerza en cuarentena

Son muchos los sectores que se han visto gravemente afectados con la situación que vivimos en la actualidad. El confinamiento evidenció que varias empresas no están preparadas para el teletrabajo; que definitivamente varias industrias dependen casi en un 100% de la presencialidad y que hoy cobra mucha vigencia la teoría de Charles Darwin: «las especies que no se adaptan a las características de su medio o entorno, perecen».

Basta con echar un vistazo al mundo del espectáculo, los conciertos y las artes escénicas, para notar que aquel concepto de la masificación o la reunión social se ha tenido y se tendrá que replantear en este contexto, por lo menos, para sobrevivir en los próximos 2 o 3 años. La industria del entretenimiento y la publicidad, por su parte, han tenido que apelar a otras estrategias y modos de presentar sus mensajes. 

La gran ventaja de un voice over, a diferencia de un actor de televisión, de teatro, director o productor de cine, es que puede realizar un trabajo sólido y profesional desde su casa, de manera autónoma. Desde hace varios años los locutores vivimos «en cuarentena» y por eso muchos colegas han visto cómo su trabajo en esta temporada aumentó. Ya que muchas productoras no han podido realizar campañas audiovisuales como de costumbre, han usado el audio y la voz como medio que explica, vende, seduce e informa. No obstante, para vivir establemente del arte de interpretar voces, es necesario conocer sus dinámicas.

Conoce 5 ventajas y retos del trabajo como voice over en este 2020.

1. Puedes manejar tu tiempo.

En este agitado mundo que se detuvo de manera abrupta y repentina, el tiempo parecía no estar a nuestro favor. Cruzar la agitada ciudad para cumplir un horario en el escritorio de la oficina (ahora con la misma dinámica, pero desde casa) no hace parte del día a día de un voice over. Un locutor puede manejar su tiempo. Sin embargo, esta ventaja sólo es posible o viable, si el voice over toma su profesión como una empresa, en la que debe distribuir su tiempo para afinar su arte, expandir sus clientes, tocar nuevas puertas, hacer alianzas, contactos, proyectos. 


2.  La inversión inicial no es tan alta como en otras empresas.

Conozco muchas locuciones profesionales que han salido al aire en canales de televisión o en grandes campañas, que han sido grabadas (por el factor prisa o determinada razón) con un micrófono de 100 dólares. Hoy se han disparado los webinars hablando de la importancia de tener excelentes equipos. Y es cierto, entre más calidad le ofrezcas a tus clientes, más van a confirmar en ti, pues entregas productos de altos estándares. Lo cierto es que, a diferencia de otras empresas, contar con un capital inicial moderado supone una grandísima ventaja para empezar a generar ingresos. 


3. No necesitas ser el Freddy Mercury de la locución para tener ingresos.

Es verdad: esta profesión requiere mucho aprendizaje, esfuerzo, disciplina, como toda carrera que se emprenda. Pero está clarísimo que en este mundo de subjetividades, la «gran voz» dejó de ser un requisito. Hoy en día, en nuestra experiencia profesional y docente, corroboramos cada vez con más fuerza que quien tiene éxito en esta y cualquier empresa es debido a su disciplina para gestar oportunidades y proyectos. Un gran talento sin capacidad de gestión, administración, marketing, relaciones públicas, etc., está condenado al fracaso.


4. Tus clientes más potenciales pueden estar en el continente vecino.

A diferencia de otras profesiones, crecer, expandirse, exportar, puede ser muy costoso. Exportar la voz se hace a solo un clic. El Voice Over es una profesión en la que circulan archivos de audio en formatos generalmente mp3 o wav. Por más pesado que sea un archivo, podrá estar en la nube o se podrá enviar de manera incluso gratuita o paga, a través de servicios como we transfer, fromsmash, entre otros. Uno de los errores más frecuentes de muchos locutores es quedarse trabajando con sus mismos 5 clientes y no atreverse a explorar mercados como el europeo, africano, americano, chino, japonés… ¡tantos países que hablan español o que quieren doblar sus mensajes para que lleguen a estas industrias!

5. Usar nuestra voz nos sana. 

Todo vibra en el espacio. Los átomos tienen cargas de energía y nuestro cuerpo también responde a los impulsos que emanamos desde nuestra boca. Cada vocal, consonante, palabra y mensaje tienen una carga de energía y así mismo también lo recibe nuestro cuerpo. El acto de hablar, cantar o interpretar hace que entremos en un «modo estético y sonoro» que genera nuevas vibraciones, conexiones y sensaciones muy benéficas para la salud. 

Definitivamente una profesión donde todo está por hacerse, estandarizarse, regularse, crearse, diversificarse, pero con un inmenso potencial de expansión. Una profesión estrella en estos tiempos de cuarentena.

Conoce aquí cómo puedes potenciar tus conocimientos de este ramo con A Voz Academia. Tengas o no experiencia, puedes ser acompañado por nosotros en esta ruta. 

Y si ya cuentas con años de recorrido, puedes inscribirte en ciclos avanzados, donde seguro, tendrás un ‘shot’ refrescante de actualización de contenidos, prácticas, análisis de proyectos y ejercicios que te llevarán a otro nivel. Conoce nuestras modalidades aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat